fbpx

Nuestras respuestas ya no nos valen. Tenemos nuevas necesidades y por lo tanto necesitamos nuevas preguntas. Cuáles son los valores en los que quiero vivir?, qué intención tengo?, que podemos ofrecer a nuestros hijos, nuestras empresas, a nuestra sociedad?. Necesitamos pasar de “una vida mejor” (que sólo acumula más y más. Donde todo lo que tengo es inferior a lo que puedo tener….y la sociedad tiene un límite) a “Vivir una buena vida”. Pasar de un estado de necesidad constante a un estado donde “la vida es un regalo”. Necesitamos pasar de “la gente al servicio de la economía” a “La economía al servicio de la gente”.

La crisis actual, de suelo, de agua, el paro, la economía, la educación, las desigualdades económicas, las catástrofes naturales… etc, nuestro mundo tan aparentemente sólido….se cae. Necesitamos reinventarnos como especie porque existe una dimensión “espiritual” que hemos olvidado en este crecimiento vertiginoso de llegar el primero a todo.

Podemos hacer una metáfora eligiendo algunos elementos del Universo. En las tribus primigenias, el YO tenía una permeabilidad dentro del alma del mundo, es decir, lo divino estaba dentro del mundo , estaba en todas partes.  Ahora el poder lo tiene exclusivamente el hombre: Podemos hacer un paralelismo entre:

  • El SOL: Yo heroico, que viaja por el firmamento. Es ambición, es lógica, razón, método. Es ahora. Es controlar. Es acumular, consumir, tener.
  • La LUNA: Es un símbolo de la multiplicidad del SER. Es imaginación, intuición. Son preguntas. Es gratitud, es eterno. Es Contribución. Habita en el misterio de la noche, es la psique mas profunda, es , de donde surge el día.

Como seres humanos necesitamos vivir entre el sol y la luna. Cuando algo brilla, la luz del sol, surge inmediatamente  una sombra , la luna. Esto es la vida y la muerte, el intervalo de las emociones. El hombre ha perdido el punto de vista de la muerte, y solo quiere crecer. Al conectar con la muerte,  las sombras,  los miedos, etc, conectamos con las fuerzas mas profundas para beneficiarnos a nosotros mismos y a los demás. O es que no hemos salido mas reforzados y hemos crecido interiormente, tras una pérdida o una situación complicada!!. La naturaleza instintiva posee la prodigiosa capacidad de vivir todas las circunstancias positivas y todas las consecuencias negativas. Para que los seres humanos podamos vivir y entregar nuestra lealtad de esta manera tan acertada y tan sabia, tan protectora y tan sensible, es necesario que nos enfrentemos a lo que mas tememos, la muerte (nuestra sombra, nuestros miedos, nuestras emociones mas bajas, etc.).

Necesitamos contactar con la esencia de las grandes culturas, con lo sagrado que ya habita en nuestra vida. Necesitamos la inspiración de la naturaleza, conocer todo lo que nos ofrece la tierra. Necesitamos lo trascendente, los valores mas supremos. Necesitamos conocer por qué estamos aquí, no solo para alimentar nuestro ego racional sino para conectar con nuestros dioses y nuestros ángeles y demonios. Todo esto junto a los avances de nuestra historia: la libertad, el agua corriente, la luz, los coches que nos llevan de uno sitio a otro, las oportunidades de viajar….pero con los pies en el suelo, paciencia y disciplina. Reconozcamos que todos formamos parte de un todo, y un todo que existe dentro de cada uno. Lo mas bonito de conectar con esa fuerza profunda, es que conectamos con una conciencia renovada. Las pérdidas son las puertas que se abren a una nueva forma de vida. Confiemos en las sincronías que se suceden. Es así como dejamos de ser Marionetas del Ego.

Para ser un gran Ser Humano, para ser nuestra mejor versión, necesitamos de una relación YO y TU. No nos podemos realizar sin el otro. Seamos madres, profesores, líderes de empresas, hermanos, etc…debemos ser “sirviente del otro” , “lo hago para EL” pero no desde la obligación sino desde el amor mas profundo que ya tenemos dentro de nosotros, y como rebosamos, lo compartimos.

Y como hacemos todo esto? Como pasamos de un mundo del TENER a un mundo que integra el ser, lo material y las relaciones humanas sinceras? Podemos empezar con nuestro último paso: darnos cuenta que necesitamos una conciencia renovada, una forma de relacionarnos con el mundo diferente. Necesitamos relacionarnos con nuestros hijos de una forma habitada en valores, ellos serán los Líderes del mañana. Y como?

Solo necesitamos silencio y encontraremos la mejor respuesta en nuestro corazón.

Si pudiéramos describir algunos valores, algunos puntos de vista distintos, algunas formas nuevas de mirar la vida , podríamos detenernos en los siguientes:

  1. Vivir con auto-responsabilidad, liberándonos del dominio de “otros” para hacer nuestras propias elecciones.
  2. Captar lo sagrado que ya hay en nuestra vida
  3. Trabajar la intuición y la sabiduría interior. La sabiduría es mucho mas que controlar y predecir.
  4. Darnos cuenta desde el “observador” que observo. Observarme observando, nace un resultado mas bello. El respeto, una respuesta natural; vemos de forma distinta. De esta observación podemos hacer las siguientes reflexiones: qué elementos me hacen observar como observo?, que es común al observador de nuestro tiempo que ha generado la ceguera actual?
  5. Vivir en sincronía con el Universo. Que me ofrece cada día? Que recibo de la tierra, del agua, del aire?
  6. Despedirnos de nuestras respuestas convencionales. Ser capaces de ir mas alla, de salir de esa caja de confort para mi, que no me deja avanzar, porque no soy capaz de preguntar mas allá.Encontrar mi propia forma de actuar.
  7. Reconocer nuestros obstáculos interiores, los que no me dejan ser quien quiero ser. Los que me mantienen mas unidos a ese SOL de tener, de consumir mas, de vacio interior. De esas voces que dice: qué van a decir de ti?, esto es lo que se espera de ti!..
  8. Modificar nuestra relación con el dinero. La cantidad no nos hace felices.
  9. Transitar del empoderamiento del hombre que olvida su interior a reconocer la fuerza de Vida-muerte-vida.
  10. Darnos cuenta desde donde hablamos, la razón, el ego, el conocimiento, o desde el corazón y la sabiduría (intuición, instinto, imaginación, sensaciones)
  11. Cultivar valores como: Gratitud (que agradece lo que ya se tiene) distinto a ser agradecido donde existe un intercambio; vivir con entusiasmo ( que en latín significa: “tiene los dioses dentro”); cooperación (me importa lo que le ocurre al otro); voluntad (que me pone en acción y me dirige a donde quiero llegar);

Mis aprendizajes de la Convención Internacional de ICF en 2011, Madrid, y mis aprendizajes del libro, Mujeres que corren con lobos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *