fbpx

¿Es la felicidad de tu hijo una idea recurrente en tu cabeza?, ¿Quieres que tu hijo sea feliz de mayor? Te entiendo perfectamente. Soy madre de dos niños y la felicidad de nuestros hijos también ocupa mi cabeza. La felicidad es un tema que nos interesa a todos.

Desde mi punto de vista además, está de moda. Si, es como si de de repente muchos lleváramos unas gafas de sol donde solo se puede ver lo bueno de la vida: y nos dedicamos a hablar de,  la casa que nos hemos comprado, del coche que tenemos, de las vacaciones de verano, de la cena de anoche, de lo maravilloso que es el cole de nuestros hijos….

Además, también descubro a padres haciendo malabares  para conseguir la felicidad de sus hijos,  con un exagerado nivel de actividades sociales, a mi parecer: partidos de futbol (un día me dijo una madre que había ido a 7 partidos en la misma semana, tenía 2 hijos),   cumpleaños, cines,  encuentros con amigos, viajes, acampadas, etc.….

Y parece que con estas palabras, yo rechace el tema de ser feliz en la vida, y nunca más lejos, todo lo contrario.

Como adulta, por mi experiencia personal, y por mi formación como Psicóloga y Coach educativa,  poner el foco en querer que nuestros hijos sean felices, es desde mi punto de vista, quedarnos con la mitad de la partida de la vida.

Desde mi enfoque educativo, una de nuestras grandes responsabilidades como padres es poner a nuestros hijos en contacto con la vida. Y como adultos, sabemos que atravesar la vida es entrar en contacto con el amor, la felicidad, la alegría, la sorpresa, y  al mismo tiempo con, el dolor, la pérdida, el miedo, la tristeza, la rabia, entre otras muchas cosas.

Uno de nuestros grandes compromisos es acompañar a nuestros hijos en el camino de la vida, donde seguro que encontraremos alegrías y  adversidades.

Y quiero prestarte algunas preguntas:

Se puede ser feliz ante:

  • la separación de los padres cuando comienza a estar  escolarizados;
  • las primeras frustraciones, no le compras algo que quiere, no gana un partido, tomar fruta al terminar la cena, etc.…
  • las primeras pérdidas , no lo llevas de viaje Eurodisney o  su amigo del alma elige a otro amigo como compañero de una excursión…
  • la decepción , lo cambias de colegio, la niña que le gusta no lo elige a él,  o definitivamente ya no será jugador de futbol profesional , no es tan bueno como creía….
  • el dolor , cuando se topa de frente con la pérdida de un ser querido, no tiene la nota pata entrar en la carrera que quiere,…..

Mi opinión es que queriendo buscar la felicidad de nuestros hijos, les estamos enseñando a darles la espalda de forma involuntaria.

Enseñar a nuestros hijos  a identificar sus capacidades, habilidades y  herramientas para  sostener los infortunios que se van presentando a lo largo de todas sus etapas vitales, deber ser desde mi criterio algo que ocupe nuestro pensar y nuestro sentir.

Y al mismo tiempo a mostrar a nuestros hijos con nuestro propio modelo , a saborear , valorar y agradecer los grandes regalos que la vida nos da, para enseñarles el gran mensaje de la vida, el regalo que es vivir. Que en la vida a momentos se es,  dulcemente feliz, y a ratos  profundamente amarga.

Y ser padres pasa por acompañar a nuestros hijos a que descubran y exploren, qué traen ya de serie para atravesar esta vida. Y ser padres no pasa por mostrar una vida mega fantástica vayan a creer que vivir va de eso, de ser: perfectos, felices, divertidos,  con vida social y gastar, y gastar.

Vivir es estar en contacto con la vida, con todo lo que la vida trae. No hay cosas buenas ni malas, sino experiencias donde hay algo que aprender. Y tenemos en nuestras manos, nuestro cuerpo, y nuestro corazón, todo lo necesario para hacer que esta travesía sea una aventura a descubrir, una peli de Hollywood o un tsunami.

Elige como quieres que se la peli de tu vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *