fbpx

¡El Otoño ya está aquí!

Le damos la bienvenida al otoño, aunque el calor que sigue haciendo  nos  invite a  cervezas en las terrazas, a pasar el fin de semana en la playa, o  largas siestas de verano…quien las haya tenido, (las echo tanto de menos!!).

Son estas temperaturas, el vivir corriendo de un sitio a otro, el cumplir fielmente con nuestros objetivos, lo que hace que olvidemos en muchos casos, que cada estación del año tiene unos biorritmos en base al movimiento energético que se produce dentro de la naturaleza. Este, se relaciona con el biorritmo del individuo, lo que nos lleva a modificar, a transformar nuestra forma de vida  a lo largo del año según cada estación. Ya que cada estación tiene unas características específicas.

Ya os contaba en otro post, la importancia de parar, respirar y desde la calma y la quietud responder y vivir como quiero vivir . En este espacio íntimo en el que nada ni nadie se interpone. El Yoga y la meditación, nos ayudan a encontrar nuestro ritmo, a conocer nuestros mejores pasos, nuestras mejor melodía, y aceptar nuestras derrotas o un mal día, por ejemplo.

Cuando descubrí el yoga estacional ( el que adapta las asanas, pranayamas, etc… a cada época del año, con la intención de armonizar los ritmos del cuerpo a los de la naturaleza) hace ya mas de 10 años, aprendí mucho mas de mi. Como de pronto, después de un verano ajetreado, en el que no había parado de entrar y salir, donde la risa y la alegría habían sido mis mejores compañeras, de pronto,  el mes de septiembre se presentaba, pesaroso, sin ganas, cuesta arriba, con pocas ganas de hacer y de socializarme.

Os invito a practicar una serie de actividades para vivir mejor  esta estación de Otoño que acaba de comenzar:.

  1. El otoño es la estación en la que recogemos los frutos de la siembra de primavera ya madurados por el transcurso del verano. De modo que podemos hacer salidas al campo, y dar las gracias a la madre tierra de todo lo que nos aporta, y disfrutar de esos frutos: (membrillos, pistachos, nueces, granadas…). Los mas pequeños disfrutan en grande de una día al aire libre, y aprenden junto a los mayores, a valorar los frutos que da la tierra, valores como la gratitud, tan importante hoy día. Podemos repetirnos una frase poderosa como: gracias a la naturaleza, confío en que lo que necesito se me dará.
  1. En el plano interno, marca el comienzo de un ciclo de interiorización que culminará durante el invierno. Después de la expansión del verano la energía se empieza a recoger. Es el momento para estar con nosotros mismos, aprovechar algún momento del día, para estar en silencio, en quietud, y escuchar que nos dice el cuerpo. Necesitamos asentar nuestras raíces, conocer lo mejor y lo no tan bueno de nosotros, y amarlo. Qué podemos hacer?,
  • Asanas sencillos: pies descalzos, manos a lo largo del cuerpo y respirar, alternar brazos hacia arriba y hacia abajo, según cojáis aire y lo soltéis; Conectaros con la madre tierra, y sentir gratitud dentro de vuestro corazón, poner el color blanco dentro de vuestro corazón.
  • Cuando vayamos en coche, apagar la radio, no cojáis el móvil, serán unos minutos: estad atento de vuestra respiración, de cómo entra y sale el aire, de donde sentís tensión. Llevad la atención a esa zona y respirar.
  • Ejercicio físico: senderismo, observar paisaje, oir los ruidos del campo, sentir a la naturaleza en vosotros. Y simplemente andar, pasear, por un lugar agradable, que nos aporte lo que necesitemos en el momento.
  1. Es la estación de la cosecha, es un buen momento para terminar los proyectos iniciados en la primavera y en el verano y de iniciar proyectos más orientados hacia la casa y nuestro interior. Es buen momento parar para pasar tiempo en casa, jugar a juegos de toda la vida (la oca, el parchís, las cartas), de hacer postres caseros, de escribir lo que sentimos, de estar tirados en el sofá, de encontrar momentos para ti, para estar contigo, para conocerte, eres única y único. Sentarnos frente a una chimenea, leer, sentarnos a jugar al suelo, disfrutar de lo sencillo.
  1. Se acerca la época donde se debe juntar para el invierno (lo vemos en los animales que terminan de abastecerse para afrontar los fríos y las inclemencias invernales) y se preparan para invernar, pero también momento de descartar todo lo que nos sobra, lo que no se usó. Así podemos revisar, donde estamos y donde queremos estar? , tenemos algo que ya no nos vale?, cual es nuestro compromiso con la vida y  estamos en el camino adecuado?, y si no, a la aventura de construir la vida que quieres vivir.

En medicina china el Otoño se corresponde con el elemento METAL, que se relaciona con el pulmón y el intestino grueso, equivalente al aire, a las artes y la comunicación, que se corresponden con el primero y el quinto chacra pero sin olvidar al cuarto…a las emociones de avaricia, codicia y melancolía; por lo tanto también proclive al estreñimiento, dolores de garganta, a los catarros y resfriados…

Una buena respiración, por lo tanto, nos ayuda a mejorar la salud de nuestro cuerpo y, por supuesto, de la columna vertebral y de nuestras emociones.
La respiración es la única función vital sobre la que podemos influir, logrando que se unan y equilibren voluntariamente lo consciente y lo inconsciente  produciendo grandes beneficios:

Busca media al hora dia, para respirar de forma consciente, pueden ser secuencias de 5 minutos cada hora por ejemplo, frente al ordenador; o mientras andas por la calle, o simplemente comiendo tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *